Piensa en frío. El blog de Froztec

Los retos actuales para la instalación de sistemas de refrigeración industrial son los que rodean a toda empresa en tiempos de extrema conectividad tecnológica, ahorro energético y preocupaciones ambientales.

 

Año con año, el costo de la electricidad aumenta en todos los países de América Latina, y cuando las cuentas de la luz llegan a los productores y pequeños empresarios, inevitablemente se señala a un culpable: los sistemas de refrigeración.

 

 

El presente testimonio sobre el uso de Intercambiadores de Calor Alfa Laval cuenta la experiencia de Moisés Harari, desarrollador del Hotel La Quinta Inn & Suites de la ciudad de Cancún Quintana Roo México, uno de los casos de éxito de asesoría especializada de Froztec International.

La elaboración del vino hace necesario el uso y aplicación de sistemas de refrigeración. Estos sistemas deben considerar el uso de energía y el impacto que realizan al ambiente.

Las deshumidificación juega un papel muy importante en varias industrias que necesitan controlar la humedad relativa en sus procesos de refrigeración.

Como sabes, las moléculas de aire están compuestas de diferentes elementos químicos y entre sus propiedades se encuentra la capacidad de retener agua. Este porcentaje de agua requiere ser controlado en varios procesos donde interviene el ciclo de la refrigeración industrial.

Dentro de los sistemas de refrigeración industrial, los serpentines son un componente formado por tubos de diversos materiales por los cuales pasa un fluido, mientras que por fuera tienen contacto con el aire o un gas, lo que permite un intercambio de calor.

Comercializar proyectos de refrigeración industrial implica una serie de retos en la comunicación, entre empresa y cliente.

El retorno de inversión (ROI) de los sistemas de refrigeración es un tema que es necesario tratar con claridad en los proyectos que desarrolle tu empresa.

Uno de los retos más comunes en la industria de refrigeración industrial es implementar planes de mantenimiento que permitan asegurar la vida útil de los equipos y la eficiencia energética que un proyecto necesita para funcionar.

La falta de la cultura de prevención hace complicado convencer a los clientes finales de la necesidad de invertir en los diferentes tipos de mantenimiento que los equipos requieren para su máxima eficiencia.