Refrigeración para no ingenieros: Cómo elegir tu unidad condensadora

16 febrero, 2018

Refrigeración para no ingenieros: Cómo elegir tu unidad condensadora

Como productor o jefe de compra de una pyme, no deberías convertirte en un experto o estudiar una ingeniería para saber qué equipo te conviene cotizar e implementar en tu sistema de refrigeración: nuestra responsabilidad es ofrecerte la información que necesitas para tomar una mejor decisión.

Conocer para qué sirven los equipos y en qué debes fijarte al platicar de tu proyecto con vendedores y consultores te ayudará a no sufrir dolores de cabeza por haber instalado un equipo que no era el que necesitabas. Por eso, saber para qué sirve una unidad condensadora será benéfico para tus finanzas… aunque no tengas que presentar un examen final en ingeniería.

¿Qué es una unidad condensadora?

El condensador es uno de los equipos más importantes en todo sistema de refrigeración porque rechaza todo el calor del sistema: tanto el calor absorbido por el evaporador, como el calor que se produce por la entrada de energía al compresor.

Es conveniente colocar ciertos fundamentos para comprender la importancia del proceso a la hora de seleccionar una unidad condensadora. En sistemas que involucran transferencia de calor, un condensador es un dispositivo que se usa para condensar una sustancia desde su estado gaseoso a su estado líquido.

Este equipo es el encargado de transformar ( a través de la condensación) el gas refrigerante de su estado gaseoso al líquido para continuar con el ciclo de refrigeración. Al hacerlo, el calor latente es abandonado por la sustancia y transferido al ambiente circundante.

Unidad condensadora Krack

Impacto económico de la unidad condensadora

La unidad condensadora es la gran ahorradora de tu sistema de refrigeración: al recircular el gas refrigerante, evita que tengas que consumir y gastar en este insumo cada vez que quieras enfriar tus productos.

Variedad de condensadores según su aplicación

Los condensadores se pueden fabricar de acuerdo con numerosos diseños, y vienen en muchos tamaños, según la aplicación. Por ejemplo, un refrigerador usa un condensador para eliminar el calor extraído del interior de la unidad hacia el aire exterior.

Los condensadores se utilizan en aire acondicionado, procesos químicos industriales como destilación, plantas de energía de vapor y otros sistemas de intercambio de calor. Es común el uso de agua de refrigeración o aire circundante en muchos condensadores, pues su disponibilidad y fácil acceso resultan óptimos en diversas posiciones geográficas.


Cómo se compone una unidad condensadora

Una unidad condensadora comúnmente utilizada en sistemas centralizados de HVACR (Calefacción, ventilación, aire acondicionado y refrigeración por sus siglas en inglés) generalmente se compone de:

  • Una sección de intercambiador de calor para enfriar y condensar vapor entrante del refrigerante en líquido
  • Un compresor para elevar la presión del refrigerante y moverlo
  • Un ventilador para mover aire exterior a través del intercambiador para enfriar el refrigerante en el interior.

Dónde ubicar tu unidad condensadora

Algunas unidades condensadoras están ubicadas en el exterior del edificio que están tratando de enfriar, con tubos entre la unidad y el edificio: uno para el ingreso de refrigerante de vapor y otro para el refrigerante líquido que sale de la unidad. Por supuesto, se necesita una fuente de alimentación eléctrica para el compresor y el ventilador dentro de la unidad.

Unidad condensadora ubicacion en exterior

Solicita aqui la asesoria de nuestros ingenieros especializados

Los 3 tipos de unidades condensadoras

Desde una perspectiva básica, existen 3 tipos de unidades condensadoras dividiéndose según el mecanismo a través del cual realizan dicha tarea

  • Unidad condensadora enfriada por aire

Si el condensador está ubicado en el exterior de la unidad, el condensador enfriado por aire puede resultar una buena opción que facilita el arreglo en diseño. Estos tipos de condensadores expulsan calor hacia el exterior y son simples de instalar.

Los usos más comunes para este condensador son los asociados con acondicionadores de aire residenciales, es decir, su uso está relacionado al confort. Una gran característica del condensador refrigerado por aire es que son muy fáciles de limpiar. Como la suciedad puede causar serios problemas con el rendimiento del condensador, se recomienda encarecidamente mantenimientos preventivos.

  • Unidad condensadora enfriada por agua

Aunque supongan una inversión inicial mayor, estos condensadores son el tipo más eficiente, requiriendo un servicio y mantenimiento regular.

También es común el uso de sistemas auxiliares para la disipación de calor, como torres de enfriamiento para conservar el agua, termodinámicamente hablando. Para evitar la corrosión, los condensadores enfriados por agua requieren un suministro constante de agua de reposición y un sistema de purgado junto con el tratamiento del agua.

Dependiendo de la aplicación, puede elegir entre diversos sistemas comúnmente conocidos como chillers entre los que destacan los sistemas casco-tubo. Todos están hechos esencialmente para producir el mismo resultado, pero cada uno de una manera diferente.

  • Unidad condensadora enfriada por evaporación

Si bien estos siguen siendo la opción menos popular, los condensadores evaporativos pueden usarse dentro o fuera de un edificio y, en condiciones normales, funcionan a baja temperatura de condensación, brindando excelentes ventajas desde el punto de vista operativo

Por lo general, estos se utilizan en grandes unidades comerciales de aire acondicionado, almacenes con gran volumen de masa por enfriar y/o con un alto índice de movimiento.


Cómo cotizar

Al ser una elección estratégica, la unidad condensadora debe considerar las características específicas de tu proyecto, el tipo de producto a enfriar, el volumen de tu producción, el espacio con el que cuenta y la temperatura externa y condiciones climáticas y geográficas de tu planta.
Se recomienda comenzar la cotización proporcionando esta información, en lugar de cotizar equipos específicos: muchas veces, los equipos que pensamos necesitar no corresponden a la solución de nuestro problema.

El caso La Quinta.

Un ejemplo muy claro, en la experiencia de Froztec, es el Hotel La Quinta. Lo que comenzó en una cotización de equipos específicos evolucionó hasta encontrar la raíz del problema de refrigeración y sugerir una solución integral y rentable. Puedes conocer el caso de éxito aquí.

Diseña tu proyecto de refrigeracion en 5 pasos

Eleazar Rivera-Mata

Escrito por:

Eleazar Rivera-Mata