Piensa en frío. El blog de Froztec

La industria de la metalúrgica requiere procesos cada vez más complejos y trabaja con presiones de fluidos que necesitan la mejor tecnología en intercambio de calor.

Un sistema de refrigeración industrial aplicado en este sector, debe estar conformado por equipos específicos para la eficiencia energética y ahorro de agua. De igual manera, el sistema debe contar con una optimización y precisión de sus procesos que impliquen el adecuado manejo de la temperatura.

Cuando has tomado la decisión empresarial de realizar la instalación de un cuarto frío o cámara frigorífica, es necesario tomar en cuenta una serie de factores de los que dependerá el buen funcionamiento y efectividad del equipo.

Cuando hablamos del mantenimiento de un cuarto frío, el primer paso siempre será un buen diseño.

El mantenimiento preventivo comienza desde los primeros pasos de una cotización, y el diseño de tu cuarto frío es un proyecto que a largo plazo puede ofrecerte  ahorros notables a tu empresa ya que debe aumentar la vida útil del equipo de refrigeración y evitar problemas imprevistos que pueden resultar en un gasto extra o pérdida de productos.

Los espacios refrigerados son aquellos que se mantienen por debajo de la temperatura de su entorno, por tal motivo siempre hay una fuerza motriz para el flujo de calor hacia desde el espacio refrigerado de los alrededores, pues el calor siempre fluye desde la zona de mayor temperatura hasta la de menor temperatura.